A Culiacán le falló el bateo oportuno y Cañeros está en la final

Los Mochis, Sinaloa, Enero 19 de 2017.- Los Cañeros ganaron hoy el boleto para la gran final de la Liga Mexicana del Pacífico derrotando 3-1 a los Tomateros de Culiacán, en un sétimo y decisivo partido en el que los Guindas tuvieron en varias ocasiones la mesa servida para anotar las carreras suficientes que los hubiese avanzado a esa instancia.

Un doblete de Sebastián Valle con par de corredores en las bases volteó la pizarra 2-1 que les favorecía a los visitantes 1-0, y a quienes el refuerzo Zack Dodson dominó en seis brillantes entradas de apenas dos imparables.

Los Cañeros no llegaban a una final desde la temporada 2008-2009, y abrirán esa contienda en su casa a partir del sábado enfrentándose al ganador de la serie entre los Aguilas de Mexicali y Naranjeros de Hermosillo  que también tuvieron que recurrir a siete juegos.

Dodson1

Dodson, a quien le correspondía lanzar el sexto juego de acuerdo a la rotación de Enrique Reyes, ofreció una tremenda actuación que justificó la razón por la cual el cuerpo técnico se inclinó por este serpentinero que militó con los Mayos de Navojoa. Zack permitió el primer hit en la tercera del bat de Isaac Rodríguez, y el otro en la séptima de Leandro Castro que se convertiría en la primera de las tres carreras que los locales fabricaron en esa tanda para encaminarse a la victoria.

Castro se robó la intermedia tras un out y lanzando David Goforth (derrotado) quien pasaporteó a Yosmany Guerra, anotando ambos con el doblete de Valle al bosque derecho cuando Joey Menéses titubeó en su fildeo y José Manuel Rodríguez hizo un tiro malo a la antesala hasta donde se movió el receptor verde, timbrando poco después en triple de Eugenio Vélez sobre Oliver Pérez.

Las dos carreras de ventaja se convirtieron en una loza bastante pesada para Culiacán, que con esa diferencia llegó a los terrenos del ligamayorista Sergio Romo quien se encargó de los dos últimos innings para preservar la ventaja, aunque en la octava le puso drama embasando las carreras del empate.Dodson4

El zurdo Roy Merrit, que se fue sin decisión, colgó los ceros de la cuarta y quinta entrada con pincitas y mucha suerte que le dio la falta del bateo oportuno de la ofensiva de Culiacán, cuya novena desperdició esas oportunidades que hubieran cambiado el rumbo del partido.

Merrit recibió un sencillo de Joey Menéses al abrir la tercera con la que cortaba una seguidilla de seis retirados en fila del moreno, y salió con banderas desplegadas del cuarto rollo que el Manny Rodríguez le abrió con doblete seguido de sencillo en toque de pelota de Ramiro Peña que colocaba corredores en las esquinas sin out.

Lo que parecía un inminente ataque que podría darle la ventaja a Culiacán se disipó casi al instante cuando Ronnier Mustelier rodó al pitcher que forzó en segunda base, y este a la vez tiró a home para poner fuera al Manny en un doble play que cayó como balde de agua helada para los Tomateros.Dodson2

La historia del quinto capítulo casi fue similar, al conectar Oscar Robles doblete por el bosque derecho y avanzar a tercera en rodado por la intermedia de Menéses. Sin embargo, Merrit dominó a Sebastián Elizalde en globo al campo corto y a Solís en elevado a la inicial.

Después de esos dos intentos fallidos, los Guindas pudieron al fin romper el duelo de roscas en la parte alta de la sexta anotando su solitaria carrera gracias a un pelotazo, pero desaprovechando de nuevo la gran oportunidad de haber hecho de ese inning el decisivo para tomar una mejor ventaja.

José Manuel Rodríguez y Peña dieron hit y doble respectivamente ya con un out, y después de base intencional a Mustelier, el relevista Isaac Rodríguez golpeó a Issmael Salas para que Culiacán anotara de caballito. El manager Luis Sojo le respondió a Reyes con la misma fórmula que el “Ché” le ganó el cuarto juego, moviendo como pieza de ajedrez a sus relevos, jalando primero por Santiago Gutiérrez que cumplió dominando a Oscar Robles en elevado, al short, y enseguida a Jon Sintes que obligó a Menéses a elevar al bosque central para el tercer out.

Ya con la ventaja de 3-1, Sojo no la pensó dos veces para jugársela con su taponero Romo en los últimos dos episodios, quien tras ponchar al Manny recibió hit de Peña y Mustelier se le embasaba en error del primer base. Pero Culiacán volvió a fallar cuando Romo ponchó a Salas y dominó a Robles en rodado por la segunda.