Inicio Mi Punto de Vista A la baja altos promedios de bateo

A la baja altos promedios de bateo

Casi sobre el final de la primera vuelta –le restan 12 partidos- los promedios de bateo arriba de las .400 milésimas han ido desapareciendo. Hasta el viernes solo Félix Pie estaba muy por encima de ese porcentaje cuando todavía hasta la semana pasada dentro del top ten existían una media docena.

¿Acaso el pitcheo está haciendo muchos ajustes, con todo y que la pelota sigue siendo tan frágil? Pie amaneció el viernes con números de .466 para continuar siendo una severa amenaza al récord del circuito. Con un equipo que ha navegado todo este tiempo a media tabla, es gran mérito del jugador dominicano encabezar el bateo con ese porcentaje, cuando por sentido común las milésimas suelen ir a la baja conforme van consumiéndose los encuentros.

Regresar a esas cifras tampoco está muy complicado para quienes acompañaron a Félix con ese alto promedio. Emmanuel Avila –tremenda sorpresa- Ronnier Mustelier, Moisés Sierra y Carlos López que arrancaron el viernes con menos de diez milésimas debajo de los .400. Pero repito, a estas alturas –con más turnos- elevar los porcentajes se vuelve más lento.

Hace dos semanas Pie era un sólido aspirante a la triple corona de bateo. Aunque el jugador de los Bravos lidere ese departamento y el de carreras producidas, se ha estado rezagando en el de cuadrangulares donde la ventaja que le saca José Vargas (Rieleros) es cada vez más amplia. Vargas tiene la cima de jonrones con 26 en tanto que Félix se ha estancado en 16.

Y a propósito de cuadrangulares, la temporada ya registra arriba del millar como consecuencia de una pelota voladora como la “Franklin”. Difícil señalar quién fue el afortunado que cinceló el jonrón mil, por cuestiones de tiempos, el pasado martes.

PUNTOS. Con una docena de encuentros por disputarse en esta primera fase, la atención está en cómo se repartirán los puntos los equipos grandes y también los chicos. Monclova, Tijuana y Monterrey, con unos Tecolotes buscando competir, se han trenzado en una lucha tan cerrada que complica hacer un vaticinio sobre quién se llevará la máxima puntuación.

Monclova le sacaba apenas un juego de distancia a Tijuana y dos a Sultanes en la zona Norte, en tanto que los “hermanos” Oaxaca y Diablos Rojos podrían llegar al último juego con las mismas oportunidades de alcanzar los 8 puntos. Una distancia de juego y medio era la ventaja de Guerreros sobre los Diablos.

Los Acereros han asegurado no caer más allá del cuarto lugar, por los 12 juegos que sacan de ventaja a los alicaídos Saraperos de Saltillo que tienen siete derrotas consecutivas. Tijuana con una victoria más también aseguraría no reposar más allá del cuarto sitio. Oaxaca con cuatro triunfos más metería a su bolsillo al menos 6 unidades, pero por la forma como está jugando la tropa de Sergio Omar Gastélum es muy probable que se conviertan en los reyes del primer giro.