Inicio Liga Mexicana del Pacífico Charros ganó y puso de rodillas a Venados

Charros ganó y puso de rodillas a Venados

ZAPOPAN.- Con un madrugador rally de cinco carreras en la primera entrada, y excelsa apertura de Orlando Lara, los Charros de Jalisco se pusieron a un triunfo de llegar a la final de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) tras vencer 6-3 a los Venados de Mazatlán, ante una entrada de 16,033 aficionados, nuevo récord en la historia del Estadio Charros.

El equipo de casa atacó muy temprano la serpentina del abridor y derrotado Konner Wade (0-1, 5.79) con un racimo de cinco carreras, en donde estuvo inmiscuido un costoso error del jardinero derecho, Edson García, quien no pudo atrapar un elevado de Agustín Murillo el cual significaba el tercer out del inning, y que por el contrario envío dos carreras al plato y dejó la puerta para que Stephen Cardullo produjera la quinta anotación del capítulo.

Alonzo Harris registró la primera tras un batazo para doble play de Manny Rodríguez, Dariel Álvarez anotó la segunda del episodio con un infield hit de Henry Urrutia, vino entonces el elevado de Murillo que terminaba el inning, pero se le cayó a García y aprovecharon para anotar Urrutia y Japhet Amador, mientras que Cardullo cerró el ataque con imparable que hizo anotar a Murillo.

Orlando Lara (2-0, 0.77), por su parte, en una labor de seis entradas y un bateador limitó en apenas cuatro hits, una carrera y ocho ponches a los Venados, dejando su lugar al relevista Felipe González, quien de inmediato fue recibido con el segundo cuadrangular en juegos consecutivos del receptor Sebastián Valle para el 2-6.

En el cierre de la cuarta tanda, Gabriel Gutiérrez disparó un panorámico cuadrangular por la pradera izquierda para la sexta carrera de los Charros.

Wade cargó con el descalabro luego de una apertura de 3.2 innings en los que admitió ocho hits y seis carreras, tres de ellas limpias. Chad Gaudin trabajó la octava tanda sin problemas para los Charros, y Sergio Romo cerró el encuentro, no sin antes permitir jonrón de Anthony Giansanti.