Inicio Últimas Noticias Cinco inicios que nadie veía venir

Cinco inicios que nadie veía venir

Tras cinco juegos de la temporada, los Orioles — un equipo que para algunos está rumbo a 120 derrotas o más este año — tenían foja de 4-1. La mayoría sabía que esto no duraría tanto, pero eso no significaba que no era divertido verlos. Nunca debe subestimarse el optimismo de un gran inicio de campaña para un equipo que pocos anticipan estar entre los principales contendientes. Es algo que puede llenar a muchos de emoción.
Tras apenas dos semanas de la temporada, hay cinco equipos sobre los .500 que no se anticipaba llegar a ese nivel esta campaña ni eran vistos como posibles contendientes, pero han iniciado el año encendidos. ¿Podrán mantener ese paso? Demos un vistazo.
Rays
Definitivamente no es sorprendente que los Rays estén sobre los .500: Vale notar que este fue un equipo que consiguió 90 victorias el año pasado. Pero el club ha marchado a todo motor desde el comienzo y lucen como uno de los conjuntos de Tampa Bay más completos en la última década. Kevin Kiermaier, el cubano Yandy Díaz y Austin Meadows están castigando la bola. Tommy Pham no para de embasarse. Los Rays cuentan con cuatro abridores (no nos podemos olvidar del venezolano Yonny Chirinos) quienes prácticamente lucen imbateables hasta ahora y como quinta alternativa tienen al ‘iniciador’. Los principales tres lanzadores del bullpen han concedido una carrera en casi 20 entradas.
Y posiblemente igual de importante, la mayor competencia en la división ya está tambaleando. Los Yankees han estado plagados por lesiones y los Medias Rojas…bueno, todos saben lo que pasa con los campeones. El club de Tampa Bay necesitaba que todo les funcionara para estar en la contienda por el título divisional esta campaña. Por ahora: Todo les ha salido bien.

D-backs
En la pretemporada, si alguien hubiera dicho que en los primeros partidos Zack Greinke, Zack Godley, Robbie Ray y Luke Weaver fueron castigados en sus aperturas, todos se hubieran imaginado que Arizona tendría apenas dos triunfos debido a que se suponía que el pitcheo abridor era su punto fuerte. Pero la ofensiva es lo que ha guiado a los D-backs a un sorprendente comienzo con foja de 6-6, detrás de veteranos.
El venezolano David Peralta — un veterano que se sigue estableciendo en cada encuentro — lleva promedio de .380. Y Adam Jones, quien se demoró para firmar en la temporada muerta, ya ha pegado cuatro jonrones y batea .362. Christian Walker, Nick Ahmed, Jarrod Dyson y Carson Kelly también han contribuido a un equipo que sorprendentemente ocupa el quinto lugar en las Grandes Ligas en carreras anotadas.
Sostenibilidad: Baja. Los lanzadores entrarán en ritmo un poco, pero la ofensiva no podrá mantener ese paso. Los D-backs están liderados por gente astuta que no se entusiasmará más de la cuenta. Pero es divertido ver a un conjunto veterano tener éxito.

Tigres
Los Felinos probablemente no han recibido el respeto — al menos durante la última década — que se merecen. Esta es una era en la que se supone que un equipo está en su pleno potencial, está bajo un plan a largo plazo para construir un contendiente o derrumbando todo para comenzar desde cero. Los Tigres nunca hicieron eso, tratando de alcanzar la Serie Mundial con un núcleo muy veterano y aunque al final les costó — como vemos estos momentos, con un roster poco equilibrado y sin un plan fijo — debemos reconocer su esfuerzo por tratar de conquistar el campeonato.
El equipo de Detroit todavía no ha fijado un plan; probablemente están un paso detrás de los Twins e Indios en el corto plazo y sus esfuerzos de reconstrucción están detrás de los White Sox. Y tampoco tienen un título de Serie Mundial por sus esfuerzos como los Reales. Por eso para los Tigres cualquier noticia es bienvenida y su comienzo con marca de 8-4 es más que suficiente.
Sostenibilidad: Baja. La ofensiva de los Felinos no ha aparecido y esta rotación tiene poca experiencia. Aunque Jordan Zimmermann parece haber hecho algunos ajustes y Matthew Boyd ha sido una revelación. Los aficionados en Detroit deben disfrutar de esto mientras dura.

Padres
Los Frailes definitivamente lucen diferentes. Con dos movimientos de gran impacto — la firma de Manny Machado y el contar con el dominicano Fernando Tatis Jr. desde el Día Inaugural — el club demostró que ya no son un equipo simple y que desde ya pueden ser una potencia. Machado y Tatis Jr. han tenido buenos resultados, aunque la ofensiva de Wil Myers ha comenzado con el pie derecho, junto a Hunter Renfroe. Aparentemente el equipo de San Diego está rejuvenecido por la sangre nueva.
El bullpen no ha estado sólido, pero los Padres están contentos con sus jóvenes lanzadores, especialmente Nick Margevicius y Chris Paddack, quien está ponchando 11.4 bateadores por cada nueve entradas y no ha concedido ningún cuadrangular.
Sostenibilidad: Media. Los Frailes todavía no son un equipo completo, aunque refuerzos llegarán en los próximos años por medio de un excelente sistema de liga menor. Parece que serán una potencia. Y en el corto plazo, han avanzado más de lo esperado y pueden mantenerse cerca de los .500 y seguir en la contienda por uno de los Comodines de la Liga Nacional, algo que los motivaría a ser más agresivos de lo que anticipaban en la fecha límite de cambios en julio.
Es posible que San Diego no clasifique a la postemporada este año, pero están dejando en claro que estarán ahí pronto.

Marineros
Los Marineros tienen la mejor marca, la mejor diferencia de carreras y el equipo más entretenido en todo el béisbol. Exactamente como muchos lo pronosticaron.
Lo que es más impresionante — y posiblemente algo que llama la atención — de este gran inicio es que no es típico del conjunto de Seattle. Es posible que terminen encabezando la Gran Carpa en estafadas (lo que ocurre en estos momentos con 15), ¿pero pueden creer que los Marineros han pegado 34 bambinazos? Algunas de sus estadísticas son increíbles. Jay Bruce ha sacudido 10 imparables…siete de esos han sido jonrones. Daniel Vogelbach tiene porcentaje de embasarse de .621. El dominicano Edwin Encarnación, quien nunca ha bateado sobre .289 en toda su carrera de 15 años, lleva promedio de .316 y su índice de pasaportes negociados también ha sido excelente. Todo el equipo está consiguiendo estadísticas similares a las de Nolan Arenado en el 2018.
Además, Marco Gonzales se perfila a conseguir 30 victorias. Es algo absurdo, pero es entretenido imaginarse a los Marineros poniéndole fin a su sequía de postemporada alcanzando 120 triunfos.