Inicio Liga Mexicana de Beisbol Contratación de lujo de los Saraperos

Contratación de lujo de los Saraperos

SALTILLO, Coah.- El zurdo puertorriqueño Jonathan Sánchez llega a Saraperos de Saltillo, con amplia experiencia tras 8 años en Grandes Ligas, luciendo con Gigantes de San Francisco con quienes ganó la Serie Mundial en 2010.

Jonathan Sánchez es un zurdo con camino recorrido por 8 años en Grandes Ligas, 6 de ellos con Gigantes de San Francisco, con quienes vivió sus mejores momentos, asegurando aniño de Serie Mundial en 2010, además de lanzar para Reales de Kansas City, Rockies de Colorado, Piratas de Pittsburgh y Cachorros de Chicago, en su paso por las Mayores ganó 39 juegos, 194 juegos, 137 como abridor, 786.1 entradas de labor y 796 ponches recetados, promediando 8.9 ponches por cada 9 episodios.

Jonathan Sánchez nació el 19 de Noviembre de 1982 en Mayaguez, Puerto Rico, cuenta con 36 años de edad, profesional desde 2004 en que firmó para los Gigantes de San Francisco.

Sólo tuvo que lanzar en menores tres años para debutar en las mayores en 2006 a los 23 años, con marca de 3-1 en 27 juegos, 4 aperturas, 40 innings y 23 ponches.

Para el 2008 ganó 9 juegos ya como abridor de tiempo completo, pues inició 29 cotejos, 158 episodios y 157 chocolates recetados, para promediar 8.9 abanicados por cada 9 innings en el mejor beisbol del mundo.

En el 2009 con San Francisco dejó marca de 8-12, 4.24 de efectividad, 32 juegos, 29 como abridor, 163.1 entradas, 177 ponches, subiendo su promedio de abanicados a 9.8 por cada 9 entradas.

Este zurdo hizo historia el 9 de Julio de 2009, al lanzar Juego Sin Hit Ni Carrera con 11 ponches al ganar el cotejo para los Gigantes de San Francisco 8-0 ante los Padres de San Diego con 110 pitcheos, estuvo a punto de tirarlo perfecto, sólo hubo un error de Juan Uribe en la antesala, tras enfrentó a 28 bateadores.

Su consistencia mejoró en 2010 pues ganó 13 y perdió 9, pero mantuvo una efectividad de 3.07 en 34 cotejos, 33 como inicialista, 193.1 capítulos, apenas 74 carreras, 96 bases a cambio de 205 enemigos pasados por la velocidad, al grado de conseguir el Campeonato de la Serie Mundial con San Francisco.