Inicio Ruidos del Dugout DEBEN BAJAR LOS JONRONES

DEBEN BAJAR LOS JONRONES

El 60 por ciento de las carreras que se anotan en juegos de Liga Mexicana de Béisbol son obra de los cuadrangulares de acuerdo a las estadísticas que proporciona David Velázquez, quien trabaja en Toros de Tijuana a cargo del departamento sabermétrico.

No era un secreto que este año los bombazos se estaba viendo en cantidades mayores a años pasados. Tal vez no se observaba un ritmo de poder tan acelerado desde 1986 con aquella bola comando XXXXX que duró muy poco como la pelota oficial del béisbol mexicano.

Chris Cárter y José Vargas llevan paso para no sólo romper sino despedazar el récord de homeruns en una temporada de LMB que implantó Jack Pierce en el año de la comando.

Una pelota con nueva composición puede resultar ideal para “normalizar” el panorama. Es cierto, al aficionado le gusta ver un batazo espectacular pero también una buena joya de pitcheo, un gran lance defensivo y no solamente ver cañonazos a granel.

2 MIL PARA EL JEFE

Que gusto ver a un gran profesional como Saúl Soto llegar a 2 mil hits. Es un ejemplo de consistencia y disciplina. Felicitado por compañeros y rivales en el terreno el tipo con ello demuestra el respeto que se le tiene.

Y eso es algo especial. Ser admirado y reconocido por tus propios compañeros.

SIGUE LA RACHA
Han pasado ya 8021 juegos para mis queridos Padres de San Diego y siguen sin poder tener a favor un juego sin hit ni carrera.

La racha es la más larga para un club en la historia de ligas mayores. Los frailes están celebrando 50 temporadas en el mejor béisbol del mundo y acaban de romper el empate que tenían con los Mets de Nueva York, club de expansión de 1961.

Han tenido varios intentos los Padres de lograr esa hazaña. Esfuerzos individuales y colectivos pero no les ha alcanzado. Grandes lanzadores han estado ahí, varios ganadores del trofeo Cy Young, han vestido el uniforme de este equipo. Varias veces han estado a 1 out y “se rompe el encanto.”

¿Llegará el momento en que los Padres logren acabar con ese “maleficio”? Yo creo que si. El lanzar juego sin hit ni carrera es como decía el admirado Felo Ramírez, un milagro del béisbol, un hecho especial que bien lo puede tirar un “monstruo” de la loma como Nolan Ryan o un pitcher que duró poco en las mayores como Bud Smith que lo hizo en 2001 con los Cardenales.

En un buen día un lanzador puede hacer magia en la loma.