Inicio Grandes Ligas Directivo de los Astros pidió a scouts espiar

Directivo de los Astros pidió a scouts espiar

Un funcionario de alto rango de los Houston Astrospidió a los scouts espiar los dugouts de los oponentes antes de la postemporada de 2017, con la esperanza de robar señas y sugiriendo el uso potencial de cámaras para hacerlo, dijeron a ESPN fuentes familiarizadas con la situación.

La reacción entre quienes recibieron un correo electrónico de Kevin Goldstein, un asistente especial del gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, fue mixta, dijeron las fuentes a ESPN. Algunos estaban intrigados por la idea, dijeron las fuentes que recibieron el correo electrónico, mientras que a otros les molestaba la idea de apuntar las cámaras desde las gradas hacia los dugouts de los equipos contrarios, un plan que podría hacer que la comunidad de scouts los despreciaran si los descubrían.

El correo electrónico, que fue informado por primera vez por The Athletic y confirmado por los destinatarios de ESPN, es el primer indicio de la participación de la oficina central de los Astros en posibles trampas y revela aún más el alcance de los intentos de Houston de obtener ventajas a través del robo de señas. Major League Baseball está investigando los métodos de robo de señas de la organización después de que el lanzador Mike Fiersle dijo a The Athletic que durante su temporada 2017 ganadora de la Serie Mundial, el equipo usó video en vivo para robar las señales de los receptores y transmitirlas a los bateadores golpeando una basura.

Goldstein, que no devolvió un mensaje en busca de comentarios, escribió en el correo electrónico: “Una cosa específica que estamos buscando es recibir señas que salen del dugout. Lo que estamos buscando es cuánto podemos ver, cómo lo registramos”, si necesitamos cámaras/binoculares, etc. Así que vaya al juego, vea qué puede [o no] hacer e informe sus hallazgos”.

La investigación de MLB escaló esta semana cuando los entrevistadores hablaron con el personal de campo y de la oficina central de los Astros y otros equipos. A medida que los investigadores intentan confirmar las acusaciones de Fiers, continúan sentando las bases para otros tentáculos de supuestas trampas, que gente alrededor del béisbol teme que se ha convertido en una epidemia en los últimos años.