Inicio El Rincon Beisbolero El convenio y las letras chiquitas

El convenio y las letras chiquitas

Beisból Mexicano
Beisból Mexicano

ACUERDO- La nota fue que al fin las Grandes Ligas logró que la Liga Mexicana de Beisbol firmara el nuevo acuerdo por el cual queda regulada la exportación de jugadores mexicanos a los Estados Unidos. Aquí lo único histórico es que finalmente, la LMB ya puede decir que formalmente, MLB le permite exportar peloteros.

El convenio llega tras los muchos meses que se mantuvo el veto a la LMB tras descubrirse las prácticas corruptas y las muchas tranzas que se cometieron en los años en que el circuito mexicano se ostentó como el monopolio exportador. Muchos años de vivir anclados en la gran mentira, en el engaño que prohijó abusos que fueron sancionados con un veto (este sí) histórico y que pasa a ser una de las grandes manchas para la LMB en su existencia.

Ahora, se celebra la firma así sea que haya letras chiquitas que se necesiten repasar y darse cuenta que no todo es para el boato.

Lo primero será decir que no se les dio el cheque en blanco que buscaba la LMB, es un convenio con vigencia de dos años y que al menos nosotros, entendemos como plazo de prueba (o gracia). Ni tanta la confianza para regresarles el monopolio.

Es lamentable que la liga no haya puesto en relevancia que el mayor éxito alcanzado es que ahora el pelotero se llevará el 100 por ciento del valor de la firma, no mencionarlo dice mucho por cuanto a que ese era el punto que no quería perder la LMB. Ahora, quedan en plan de “comisionistas”, pierden así su calidad de agiotistas.

TÉRMINOS– En la parte económica, que viene a ser lo central, la LMB recibirá el 15 por ciento del valor de los contratos cuando éstos sean nivel Grandes Ligas, esto es, cuando la venta del pelotero sea para llegar directamente a la Gran Carpa.

En el caso de que el pelotero firme contratos de nivel Ligas Menores, que previsiblemente serán la mayoría, el club vendedor recibirá el 35 por ciento.

Así, el acuerdo luce lejano de lo que buscaba la LMB, que en mucho era lo impusieron en el pasado, esquema que prohijó abusos de los pocos clubes que lo vieron y usaron como gallinas de los huevos de oro.

De todo esto, quedó la opción de la forma en la que la propia LMB lo difundió. Además de la lamentable omisión a los del 100 por ciento, de llamar la atención lo “chafa” de su boletín, acudiendo nuevamente a la estridencia que inicia con el reconocimiento al engaño del pasado (“LMB y MLB informan que han concretado, por primera vez en su historia, un acuerdo…), la narrativa sin base (“así como abre nuevas oportunidades de negocio y experiencias en beneficio de los aficionados”) y el galimatías engañabobos (“la LMB se posiciona en el escenario internacional como la única liga en Latinoamérica en ofrecer un espectáculo de alto nivel durante seis meses del año a través de sus 16 equipos”).

Sí, se entiende, algo debían decir.

DUDAS– Se advierte que en mucho, este acuerdo fue cercanamente vigilado y supervisado por el sindicato de peloteros, aspecto que a instancias de conocer más del contenido del convenio, hace necesario preguntar acerca de algunos pendientes sobre los que no se dieron detalles.

¿Qué hay acerca del draft de aquellos jugadores que regresen a México? ¿Se realizará el draft que MLB imponía en los primeros borradores que se elaboraron a exigencia precisamente del sindicato?

¿Se elimina la horrenda e injusta figura llamada “derechos de retorno”, mediante el cual el pelotero que regresaba a México debía hacerlo para jugar con el equipo que lo vendió?

Será bueno conocer las “letras chiquitas” de dicho convenio así de cuál será la posición de la LMB en cuanto a la venta que hagan otras academias, las ventas directas, los “vetos” que MLB les prohibió hacer y que el sindicato ya advirtió que vigilará muy de cerca.

Y de ribete, cómo es que este nuevo acuerdo estará conviviendo con los planes del gobierno federal, si es que ambas instancias podrán tener una sana convivencia y si es que PROBEIS no será acotamiento para cualquier intentona de un nuevo monopolio.

Sabremos en poco tiempo.