Inicio El Rincon Beisbolero Entonces el pitcheo anda en la calle

Entonces el pitcheo anda en la calle

Beisból Mexicano
Beisból Mexicano

SALDOS– Concluyó la primera vuelta del desangelado torneo 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol, temporada que avanza en ruta a llenarse de asteriscos y cuestionamientos. En lugar de dar material para el análisis de lo competitivo, la campaña ha servido para tratar de explicar el desolladero que se está viendo.

En lo importante, en lo deportivo, cero sorpresas en la zona Norte en donde Sultanes, Toros, Acereros y Tecolotes se llevaron las mejores puntuaciones y subrayando que los Saraperos hayan cumplido una meta al lograr con alfileres la quinta posición.

Para llamar la atención que en una muy curiosa aplicación del sistema de puntos. Se tenga que Sultanes y Toros hayan terminado empatados, así directo y sentenciado, sin método de desempate, siete puntos y medio para cada uno y luego nos vemos.

En la zona Sur, las no anticipadas sorpresas de que Leones y Tigres no hayan quedado dentro de los cuatro primeros del grupo, comandado este por el “combo” Guerreros y Diablos. Por cierto, cinco de los 8 equipos de esta división terminaron jugando pelota debajo de 500, lo que ya viene siendo una costumbre.

Por lo demás, lo demás.

PITCHEO– Ningún equipo de los 16 mostrando un promedio de carreras limpias menos a 4, que la efectividad se fue de vacaciones este 2019. Desde el 4.34 del líder Tijuana hasta el espantoso 7.99 de los Bravos (un 29-0 los saluda).

Vamos salvando la imagen de la pelota Franklin, no hablemos mal de ella en esta ocasión y mejor digamos que el avasallamiento que se ha visto sobre el pitcheo por parte del bateo se debe a que hay una crisis de lanzadores tremenda en LMB.

No encontramos otro factor que pueda sustituir a lo de la pelota que no sea el ver a staffs armados por brazos de cigüeñal, endebles, muy verdes algunos, y que podrían ser caldo de cultivo para que se vea algo más acentuado en la segunda vuelta (por el cansancio de los brazos) si es que no llegan en su salvación la humedad, la ampliación de la zona de strike o alguno de los “otros factores” que Expertisse Salinas indique.

Esta es una muy mala época del pitcheo en Liga Mexicana.

UTILIDAD– El béisbol son números, datos, estadísticas, records, sostiene el paradigma pero esto se convierte en obsesión cuando a todo se le quiere ver la cara de algo sorprendente, casi a nivel de marca, para que nadie note que lo simplemente anecdótico ingrese a los libros.

Leíamos “Mike Moustakas es el primer pelotero en la historia de los Cerveceros de Milwaukee en conectar un jonrón en la entrada catorce (o más tarde) en un juego interligas”.

Como si fuera dato de la secta soberbiométrica o de la superchería en boga.

DECRETO– Tomando en cuenta la sapiente declaración del anancefálico ejemplar de la política mexicana de nombre Gerardo Fernández Noroña, las escuelas de comunicación y periodismo tendrán que exigirle a quienes deseen tomar rumbo por el periodismo deportivo de que renuncien a contar con cultura general como requisito (y virtud).

El “Wormie” Noroña, quien cobra como diputado y costea sus excentricidades a costa del dinero público, casi prohíbe que los periodistas deportivos hablen de (por ejemplo) política “porque no es lo suyo” y más porque, ¡santos alacranes, Batman!, no falta quien lo critique y eso no se vale.

Personaje Noroña que no vale dos kilos de pepino.