Inicio Grandes Ligas Este colombiano ha pasado de una sorpresa a una realidad con Yankees

Este colombiano ha pasado de una sorpresa a una realidad con Yankees

Después de la temporada del 2019, era fácil catalogar el surgimiento del antesalista colombiano de los Yankees, Giovanny Urshela, como un éxito pasajero.
Urshela nunca fue un cotizado prospecto y tuvo una línea de .225/.274/.315, con ocho jonrones, a lo largo de 499 turnos al bate por los Indios y Azulejos antes de llegar a Nueva York en un canje que sólo resultó en dinero en efectivo para Toronto.
Entonces, repentinamente, a la edad de 27 años, el antesalista comenzó a sorprender con el madero, convirtiéndose en pieza clave de un club de los Yankees asediado por las lesiones y finalizando el 2019 con promedio de bateo de .314, 21 jonrones y OPS de .889 (133 de OPS+) en 132 juegos.
Urshela, sin embargo, no cerró el año de la mejor manera, tras registrar OPS de .655 después de pasar tiempo en la lista de lesionados debido a un tirón en la ingle en septiembre, y luego batear de 33-8 (.242) en la postemporada, actuaciones que generaron dudas sobre su capacidad en el inicio del 2020.
Bueno, en el arranque de esta campaña, Urshela les está callando la boca a todos sus críticos. De hecho, el colombiano luce como un mejor jugador este año en comparación con el 2019.
Pero antes de hablar de eso, echémosle un rápido vistazo a lo que Urshela hizo para mejorar dramáticamente en el 2019. (Todas las estadísticas que aquí se muestran son hasta el martes)

Temporada revelación de Urshela en el 2019
Como lo expuso el analista de MLB.com, Mike Petriello, el año pasado, Urshela adoptó una postura de batear diferente a la que utilizó en Cleveland y Toronto, ya que abrió más sus piernas y bajó sus manos un poco.
Urshela explicó que cuando llegó a la organización de los Yankees en agosto del 2018, trabajó con Phil Plantier, el coach de bateo de la filial de Triple-A del equipo, para generar más poder con la parte inferior de su cuerpo.
Su trabajo arrojó resultados positivos en 2019, ya que conectó la bola con mayor autoridad, especialmente en batazos elevados, mientras que siguió siendo un bateador de mucho contacto.

Urshela, 2015-18
Promedio de batazos fuertes (todas las bolas conectadas) — 31.5%
Promedio de batazos fuertes (batazos en línea/elevados) — 38.8%

Urshela, 2019
Promedio de batazos fuertes (todas las bolas conectadas) — 41.8%
Promedio de batazos fuertes (batazos en línea/elevados) — 50.5%

Urshela también comenzó a jalar más la bola, haciéndolo en el 37.6% de sus batazos conectados – un aumento del 29.6% en comparación con 2015-18. Esta mejoría le rindió bastantes dividendos, ya que Urshela tuvo promedio de .430 en batazos jalados hacia su banda.
Y aunque su promedio general de slugging anticipado (xSLG) fue más bajo que su slugging actual por 29 puntos, aun así quedó en .505, por encima de estelares como su compañero de equipo, el venezolano Gleyber Torres (.502), Anthony Rizzo (.498), el dominicano Fernando Tatis Jr. (.495) y Nolan Arenado (.490).

De qué manera ha mejorado en el 2020
Urshela lució formidable en el 2019, pero tuvo algunos defectos — específicamente, una tendencia a expandir la zona.
El promedio de swings a lanzamientos fuera de la zona de Urshela fue el más alto de su carrera con 40.1%, la 11ma marca más alta entre 228 bateadores de Grandes Ligas que vieron por lo menos 750 pitcheos fuera de la zona de strike.
En 161 turnos al bate que terminaron con un lanzamiento fuera de la zona, Urshela bateó .199 con tres jonrones y un porcentaje de slugging de .311. También recibió base por bolas en apenas el 5.3% de sus visitas al plato, que mermó su xwOBA (Promedio Ponderado de Embasarse Anticipado) a .353.
Esta campaña, Urshela ha recortado su promedio de swings a lanzamientos fuera de la zona en 24.3%, ayudándolo a disminuir su porcentaje de pitcheos abanicados a 17.3% (22.2% en el 2019) y a aumentar su promedio de bases por bolas recibidas a 11.7%, el mejor de su carrera. Mientras tanto, el colombiano sigue siendo agresivo con los pitcheos dentro de la zona, haciéndole swing al 72.6% de éstos, mientras que su tasa de contacto a ofrecimientos dentro de la zona se ha elevado a 89% (82.2% en 2019).

¿El resultado? Urshela ocupa los primeros lugares en promedio de velocidad de salida, batazos fuertes, xBA y xwOBA y promedio de barriles. Veamos qué puesto ocupa en todas estas categorías, con sus lugares del 2019 incluidos en paréntesis.
Clasificación en porcentajes de Urshela, 2020
Promedio de velocidad de salida: 93ro (75to)
Tasa de batazos fuertes: 93ro (67mo)
Promedio de barriles: 82do (41ro)
xBA: 98vo (92do)
xwOBA: 97mo (73ro)

Desde una perspectiva visual, esto se traduce en muchas estadísticas de color rojo intenso en su gráfica del 2020.
Urshela llegará al viernes con números ofensivos de .273/.369/.509 ( OPS+ de 143), tres jonrones, cuatro dobles y 13 carreras empujadas en sus primeros 17 compromisos esta temporada.
En un equipo repleto de bateadores de élite, Urshela podría seguir desempeñándose bajo el radar. Pero ya es hora de empezar a reconocer al colombiano como un jugador estelar por sus propios méritos.