Inicio Mi Punto de Vista Jornada con bajo índice de anotaciones

Jornada con bajo índice de anotaciones

La jornada del domingo pasado con la que se cerró la serie número 15 del primer giro, fue una de las más decorosas y extrañas en cuanto a carreraje se refiere en las últimas semanas. Apenas 87 anotaciones que bajaron el escandaloso promedio de 115 a 120 rayitas por día.

Por obvias razones en esa ronda dominguera vimos por primera vez marcadores más cerrados como el 3-2 de Tigres sobre Sultanes, el 7-6 de Tecolotes ante Olmecas, el 4-2 de Leones aplicado a los Toros y el 4-3 con el que Campeche le pegó al mejor equipo del torneo Monclova. Si usted quiere agregue el 5-2 de Diablos ante Laguna, que por los antecedentes que existen y han marcado la campaña, pasa como decoroso.

Me pregunto si habrá sido obra de la casualidad o de ajustes que puedan estar realizando los conjuntos, porque la renovada pelota –menos voladora- no ha llegado todavía. Se dice que será utilizada a partir de la segunda vuelta, en la que “se acabarán los juegos de mucho carreraje y los fuegos pirotécnicos que se arman con tantos cuadrangulares.

Los resultados del domingo llamaron la atención también por el dominio casi completo –en ese día, por supuesto- de la Zona Sur sobre la Norte, cuando en la primera apenas tres equipos juegan por arriba del promedio (Oaxaca, Diablos y Pericos).

Destacar también que las calabazas se van acomodando, en el tema de las proyecciones que hicimos previo al arranque de temporada. Tabasco y Campeche haciendo valer nuestro análisis de que serían últimos en su grupo, y Durango junto con Laguna navegando en aguas turbulentas sin mucho qué hacer contra poderosos conjuntos como Tijuana, Monclova y Monterrey.

A la primera vuelta le restan 15 partidos que empezarán a contar a partir de este martes cuando inicien series, con pocas oportunidades de mejorar para los sentenciados a las incómodas últimas posiciones, salvo que Olmecas pudieran dar una importante sorpresa quedando arriba de los alicaídos Tigres de Quintana Roo.

De allí en fuera, los pronósticos continúan firmes en cuanto a quiénes se estarán peleando por los mejores puestos. Por un lado Monclova, Tijuana y Monterrey, mientras que por el otro Oaxaca, Diablos y Puebla. Lo que se registre después de un tercer sitio ya es ganancia para algunos, sobre todo para escuadras armadas para ocupar otras posiciones y no de media tabla hacia abajo.

MEXICANOS. Nada extraño resulta ver que la legión extranjera ha dominado los principales departamentos ofensivos y de pitcheo durante los últimos años. Pero esta vez hay que destacar la presencia de algunos nativos en el top ten.

Por ejemplo, el recién desdeñado por los Charros de Jalisco, Jesús Emmanuel Avila, está convertido en el segundo mejor bateador del circuito con .409, pero con una amplia desventaja ante el líder Félix Pie (León) que con su .461 y 58 carreras producidas se vuelve un importante aspirante a la triple corona de mantener ese ritmo, pero que deberá mejorar en el renglón de jonrones donde la diferencia con el puntero es de 10 bambinazos.

Otros tres jugadores a destacar en ese top ten son Jesús Fabela, Francisco Ferreiro y Maxwell León, que en ese orden ocupan del octavo al décimo casillero con elevados promedios que rosan a las .390 milésimas. León llegó a liderar a los bateadores de la Liga unos cuantos días pero luego se desplomó y ahora parece haber recuperado el ritmo. Pero sorprendente lo de Ferreiro, cuyo jugador se pasó los primeros años de su carrera calentando la banca y en utility con esporádicas apariciones. Más sorprende que el alto porcentaje del culichi lo sostenga militando con un equipo como los Algodoneros del Unión Laguna.