Inicio Liga Mexicana de Beisbol Hace 24 años, Roberto “Metralleta” Ramírez, lanzaba su segundo sin hit ni...

Hace 24 años, Roberto “Metralleta” Ramírez, lanzaba su segundo sin hit ni carrera

Hoy se cumplen 24 años de que Roberto “Metralleta” Ramírez lanzó su segundo juego sin hit ni carrera en la Liga Mexicana de Beisbol y lo hizo frente a los Olmecas de Tabasco en la Ciudad de Villahermosa.
Este fue el segundo doble cero que el popular “Metralleta” le tiro a los tabasqueños, el primero fue en el 95, en el parque del Seguro Social, aunque fue en un juegto de siete entradas y este último lo hizo en un juego de nueve entradas.
Un día antes de consumar la hazaña, Esteban Loaiza con los Diablos se quedó a un bateador del sin hit ni carrera frente a los Olmecas y Eliseo Garzón se encargó de romper la magia en la última entrada.
En esta ocasión, pudo haberse repetido la historia, a un solo out del doble cero, nuevaente venía a batear Eliseo Garzón, solo que ahora no pudo evitar el sin hit ni carrera a su equipo.
“Recordemos que un día antes Esteban Loaiza les estaba lanzando sin hit ni carrera a los Olmecas y Eliseo Garzón fue el que le pegó el hit, cuando le faltaban dos outs yo estaba llevando la tabla de pitcheo, y mucha afición me está diciendo que le iban a dar el hit a Loaiza y que al día siguiente que me tocaba lanzar a mí, que ni pensara que iba a lanzar otro juego sin hit ni carrera como el que les lance en México, algo complicado, cuando le faltaba un out a Esteban Loaiza viene Eliseo Garzón y le pega el hit, se rompe el sin hit ni carrera, la gente se volvió loca”, comentó el “Metralleta”.
“Al día siguiente yo me di cuenta en la séptima entrada, fue un juego tan complicado porque yo tiré una curva y la piqué, me estaba ampayando atrás de home José Vargas, y la pelota le pegó en la mera gargantilla y si no es por Lizárraga yo creo que se nos muere ahí el umpire Vargas, se estaba ahogando con su lengua por el pelotazo y gracias a Dios todo salió bien y siguió el juego y el último out que me faltaba era Eliseo Garzón que me pegó línea a las manos del Borrego Sandoval, me emocione, no tengo palabras para explicar la emoción, la adrenalina que yo sentía de la séptima a la novena, out por out, es algo muy bonito, algo muy complicado, y después de que lo tiré la gente me aplaudió yo nunca lo había visto en México, yo pensé que la gente me iba abuchear pero no, la gente me aplaudió y algunos me gritaron para que se nos quite lo hablador, ya me habían dicho que había pasado en México y que no iba a pasar en Tabasco”, agregó
¿Cómo sientes al saber que tu nombre quedó grabado en la historia del beisbol y tu número retirado de los Diablos?
“La verdad me siento muy feliz, muy contento y muy satisfecho, me hubiera gustado darle más a la afición, son recuerdos muy bonitos que me voy a llevar hasta la tumba, me siento muy satisfecho 100 por ciento, por la gente que tuve a mi alrededor, los periodistas, los dueños, don Alfredo, mis compañeros, la radio, la televisión, y más que nada a la afición escarlata”. Roberto Ramírez sin duda un baluarte en la historia de los Diablos Rojos