Inicio El Rincon Beisbolero La reciprocidad se llama Guadalajara

La reciprocidad se llama Guadalajara

Beisból Mexicano
Beisból Mexicano

Por: José Carlos Campos

LENGUAJE- Eclipsada en buena medida por la Serie del Caribe que se lleva a cabo en Panamá, la junta de la Liga Mexicana de Beisbol se efectuó en la ciudad de México para básicamente, confirmar lo que se anticipaba. Sin embargo, no hubo dicha completa luego de que la LMB no anunció lo que esperaban anunciar.

No nos referimos al regreso de Veracruz como plaza, algo con lo que el discurso hubiera quedado en el “le cumplimos a López Obrador” sino al objetivo central que perseguían: sumar a su papeleta la franquicia de Guadalajara.

No es novedad que Javier Salinas, presidente de la LMB, acuda a una rara dialéctica para decir lo que le dicen que diga. El martes, el ejecutivo sumó a su discurso el concepto de “reciprocidad” en el intento cubrir la evidente mentira.

Cita el boletín de la LMB “Salinas hizo énfasis en el esfuerzo que ha realizado la LMB para el regreso del beisbol a Guasave. Por el bien del beisbol, la reciprocidad es importante. Para que podamos ahora llevar el beisbol a Veracruz, con los Rojos del Águila que son el equipo más longevo, yo espero ese apoyo como nosotros lo hemos brindad”.

La falsedad evidente: la LMB no fue quien decidió que Guasave y Monterrey lleguen a la LMP. La decisión fue de Alfredo Harp y Francisco González, los empresarios que están al frente de las franquicias. ¿Por qué entonces la mayoría de los dueños de clubes del verano se dijeron sorprendidos cuando esto se dio a conocer?

Que si Salinas pide “reciprocidad” no es por Veracruz y quedar bien con AMLO, lo que subyace en el fondo es el afán de ganar a Guadalajara como plaza para la LMB. Pero eso, no se dice.

INVITACIÓN– Ya platicamos en este espacio cómo es que en el evento del 27 de Enero en Guasave, que encabezó AMLO, “alguien” de la LMB se acercó a Salvador Quirarte, presidente de los Charros, para invitarlo a formar parte del béisbol de verano. La respuesta fue un “no” que hubo quienes atestiguaron.

Días después, Carlos “Shark Tank” Bremer, presidente de Value, principal socio comercial del club jalisciense, dijo que él si le entraba, algo entendible por las ganas de quedar bien con el “preciso”.

Pero el “no “original se sostuvo y más tarde, López Obrador metió en un zapato a la LMB al anunciar que Veracruz regresaba a la LMB. Buen brete para el béisbol de verano anunciar un equipo 17 luego de que si con 16 batallan, con 18 el panorama se les oscurece aún más.

No importa que no haya inversionistas a la vista para el club  jarocho, lo que importa es agradar al presidente y más importante aún, ver en el anuncio la coyuntura para que el club 18 fueran los Charros.

No se pudo para este año y será en el 2020 que le hallen cabida al Águila, que al cabo no faltarán los clubes que anden a punto de tirar la toalla, exhiban números rojos y pidan esquina. Pero Salinas no quita el dedo del renglón, Guadalajara es la “joya de la corona”, lo dice sin decirlo.

“Va a seguir el tema y vamos a conseguirlo, junto con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, veremos la forma para que regresen los Rojos del Águila de Veracruz. Estoy en contacto continuo con el Presidente y con Ana Gabriela Guevara, Directora General de la CONADE”.

Amén.

RUTINADel resto de lo saludo de la junta de la LMB, lo ya esperado: confirmaron la venta de los Algodoneros de Unión Laguna y de los Saraperos de Saltillo, ambas franquicias esperanzadas de que vendrán tiempos mejores luego de haber padecido directivas que resultaron desastrosas.

Una, apaleada por la multipropiedad, tratado como club de segunda división mientras en Saltillo, agraviado el club por una directiva que solamente quedó en el “lo intentamos” sin saber los cómos. Los Saraperos tendrán buena guía de la mano de su presidente deportivo Roberto Magdaleno.

Surgen así, junto a Puebla, tres nuevos operadores de equipos de béisbol que ojala que pronto muestren que llegan para aportar a una liga que más que apostarle al “gigantismo” debiera apostarle a la calidad del producto.

Ya sabremos.