Inicio En la zona de Strike ¿Lío en puerta en LMP?

¿Lío en puerta en LMP?

EN LA ZONA DE STRIKE 


CULIACÁN, Sin.- ¿Estaremos en los inicios de una novela gris?

Todos (directivos, jugadores, ampayers, aficionados, patrocinadores, concesionarios, etc) sabemos desde que comenzó la pandemia que las condiciones económicas de la próxima campaña de la LMP serán muy distintas a las tradicionales.
De sobra saldría explicarle a usted los detalles, pues a nivel mundial son palpables.

Encarrilados ya hacia octubre 13 como fecha inaugural, y con los peloteros en descanso forzoso por no haber temporada en LMB y Ligas Menores, los clubes han comenzado a negociar con sus jugadores y, ¿qué creen?, la cosa se está poniendo “buena”.

Bajo el argumento válido de que será una temporada de menores ganancias además de invertir extra en los insumos de los protocolos de sanidad, de acuerdo a lo que nos enteramos el presupuesto de nómina se ha reducido hasta en un 50 por ciento, por ende, los ofrecimientos al jugador serían en esa dinámica en bastantes casos.

Es decir, ganar la mitad de sueldo respecto del torneo anterior.

Los peloteros ciertamente esperaban una reducción, y algunos la han aceptado, pero muchos (muchos) simplemente creen que es demasiado y están rechazando la oferta.

Según supimos de forma extraoficial, uno de los puntos de los clubes es que probablemente se jugará a puerta cerrada (aunque uno que otro ya está vendiendo butacas de temporada) y por ello no habría ingresos de taquilla ni vendimia, pero a los peloteros no les estarían aclarando si, al aceptar en julio, recibirán un aumento en caso de que eventualmente las autoridades permitan asistencia de aficionados en los estadios por allá en noviembre o diciembre. “Lógica” le estarían llamando ellos.

De entrada conocemos el ejemplo de tres peloteros (uno de Sultanes obtenido en cambio hace semanas) que ya advirtieron que no firmarán por la mitad de lo que percibió hace un año y se quedarán en casa, y así hay más casos que mínimo prefieren “retomar la negociación más adelante”, al conocer estas nuevas condiciones.

El asunto, amigos, es complejo. Entendemos ambas partes y creemos que bien puede ser el inicio de negociaciones que en ocasiones son largas.

De no prosperar, entonces que no nos sorprenda conocer casos como en MLB que cada día ventila nombres de jugadores que prefieren no jugar por temor al Covid, aunque acá sería por un desacuerdo salarial.

Nuestra reflexión es que debe haber un punto medio, es decir, que los clubes (sin generalizar) no luzcan aparentemente “ventajosos” desde julio, y que los señores que juegan (unos ganan muy bien y otros no tanto, nos queda claro) se conduzcan con voluntad de entender la situación mundial, so pena de ver una temporada con rosters parchados.

¿Cómo la ve usted?

MITRE

Lo que está pasando con Sergio Mitre, más allá de que resulte culpable o inocente, por ser reincidente le debe dejar una lección al beisbol mexicano ya sea veraniego o invernal: trabajar más en el aspecto psicológico de los peloteros, sobre todo con los más jóvenes.

Es una materia que la mayoría de organizaciones no atiende, desafortunadamente.

Claro, cada jugador es un ser humano libre de pensamiento y conducta, y por sus actos debe responder, pero una ayudadita profesional no cae nada mal a nadie.

Es cuanto.

DIOS MEDIANTE NOS VEMOS O NOS “ESCRIBEMOS”… EAMB

mezabeltran@hotmail.com