Inicio Mi Punto de Vista Los olores a beisbol

Los olores a beisbol

 

Octubre llegó con sus aromas de beisbol que enamoran a gran parte del continente. Es el mes que define al campeón mundial de las Grandes Ligas y del arranque de temporadas en el caribe y México, pero esta vez con algunas dudas en la isla de Puerto Rico donde el torneo se ve amenazado después de los severos daños que causaron los fenómenos meteorológicos.

De las Mayores sería un pecado pensar y opinar que lo bueno de la campaña llega con los playoffs, como sucede muchas veces en los circuitos menores. Por algo está considerado el mejor beisbol del mundo. Pero es difícil dejar de reconocer que la postemporada se cuece aparte.

La lucha por el boleto hacia la Serie Mundial comienza este martes con los partidos de comodín, un sistema que rompió con viejos esquemas cuando los campeones de la Liga Nacional y Americana se definían en rol corrido y un solo grupo, y que más tarde se extendió a la creación de divisiones hasta llegar primero al avance de un solo wild card por circuito.

Ahora con dos comodines por Liga el abanico de posibilidades de equipos es más amplio, ofreciendo ese chance a un par de conjuntos que sumaran mejor récord, después de aquellos que previamente aseguraban los banderines de las tres divisiones. En ocasiones se ha dado que un comodín termine con mejor porcentaje en ganados y perdidos que un campeón de zona, pero las reglas del juego así se diseñaron.

Un ejemplo de lo anterior se registró esta campaña. Los Cachorros de Chicago por ejemplo, dominaron la división Central pero en porcentaje fueron inferiores al de los Diamondbacks de Arizona que avanzaron como el mejor de los dos comodines. En la Americana digamos que el beisbol fue más justo. Los tres campeones de zona superaron el record de los dos wild card.

¿Quién les gusta para ganar el clásico de Otoño?. Las combinaciones estarán de pelos. Mire usted; en la Nacional se podría decir que los Dodgers irían en caballo de hacienda, pero después de ver ese cierre ciclónico de Washington, el equipo angelino ya no está solo en la balanza. En la Americana me gusta un Indios vs Astros, que junto con los Dodgers fueron los tres equipos con más de 100 victorias.

No recuerdo una campaña en la que tres o más equipos rebasen el centenar de triunfos. Eso habla de la clase de ofensivas y pitcheos que poseen.

Los Yankees y su nuevo fenómeno Aaron Judge se juegan la vida en su solo partido ante los Mellizos de Minnesota, y lo mismo sucederá en la Nacional entre Arizona y Colorado.

Invierno. En México y Venezuela el playball se estará cantando casi al unísono. Son las dos Ligas –del caribe- que más equipos tienen para un rol de aproximadamente 70 juegos, lo que los obliga a empezar desde la segunda semana de Octubre ajustándose para el compromiso final que es la Serie del Caribe.

Se hablaba de que Venezuela tendría problemas para llevar a cabo su torneo ante la difícil situación económica y política que vive la tierra de Simón Bolívar. Sin embargo, los directivos trabajaron, se esforzaron y lucharon para no marcar una pauta y están listos para arrancar.

En nuestro país la actividad arranca el día 10 bajo ese nuevo esquema de enfrentarse campeón y subcampeón del último torneo en el choque de apertura. Ese honor lo tendrán Aguilas y Cañeros, lo que origina que por primera vez en la historia del circuito los Tomateros de Culiacán y Mayos de Navojoa se midan en un duelo que ponga en movimiento la Liga.

Bienvenida pues una nueva temporada.