Inicio Grandes Ligas MLB aún podría sancionar el uso de mariguana

MLB aún podría sancionar el uso de mariguana

A principios de esta temporada baja, MLB eliminó la mariguana de su lista de drogas de abuso como parte de los cambios anunciados en el acuerdo conjunto de drogas con la Asociación de Peloteros, sin embargo, según un memorándum  obtenido por Jeff Passan de ESPN, las sanciones relacionadas con el consumo de dicha droga aún son posibles.

Según el documento, los jugadores y funcionarios del equipo que “aparezcan bajo la influencia de la mariguana o cualquier otro cannabinoide durante cualquiera de los juegos, prácticas, entrenamientos, reuniones o de otro tipo del club durante el curso y dentro del alcance de su empleo” se someterán a una “evaluación obligatoria” para un posible programa de tratamiento y podría estar sujeta a una sanción disciplinaria.

El comisionado adjunto Dan Halem también agrega en el documento que MLB todavía tiene el derecho de castigar a los jugadores que violen las leyes de mariguana existentes, como la posesión y distribución, así como por conducir bajo su influencia.

Es pertinente aclarar que el uso recreativo de la mariguana es legal en 11 ciudades  en las que juegan equipos de grandes ligas. Además, es medicinal en 26 de 30 sedes de MLB.

Como parte de los cambios en el acuerdo, las suspensiones por el uso de mariguana también se eliminaron del programa de drogas de ligas menores.

La nota también señala que los clubes tienen prohibido recetar, dispensar o recomendar el uso de mariguana o cualquier otro cannabinoide. El almacenamiento en las instalaciones del equipo tampoco está permitido.

La política actualizada de mariguana de MLB sigue siendo una de las más progresivas en todos los deportes profesionales estadounidenses más importantes. MLB y MLBPA “están trabajando estrechamente con NSF International para desarrollar un proceso de prueba y certificación independiente para productos de CBD a base de cáñamo”, según el informe de ESPN.

En esta temporada baja, MLB anunció que comenzará a realizar pruebas de opioides y cocaína, pero que solo los jugadores que no cooperen con sus planes de tratamiento estarán sujetos a medidas disciplinarias.