Inicio El Rincon Beisbolero Sultanes, Guasave y el mejor perdedor

Sultanes, Guasave y el mejor perdedor

Beisból Mexicano
Beisból Mexicano

ACUERDOS- Fue un lunes muy movido en materia de noticias beisboleras, particularmente provenientes de la Liga Mexicana del Pacífico. Un evento, tres impactos, cada uno con sus propias connotaciones, rasgando así los trazos de lo que podremos esperar a partir de la temporada 2019-2020 del circuito invernal.

Lo primero fue que se anunció que se llegó finalmente a un acuerdo con la directiva de los Sultanes de Monterrey para que la capital regia se integre como nueva y esperada plaza de la LMP. Negociaciones en las que mucho ayudó la presencia de dos de los vicepresidentes de MLB que estuvieron en Monterrey acompañando al comisionado Manfred.

Estos altos ejecutivos alentaron a los empresarios regiomontanos a dar el paso y asumir el reto de comprobar que una ciudad en México si es capaz de tener béisbol todo el año. En ello va el desafío de mostrar al público de Monterrey las diferencias entre las dos ligas más importantes y que encaren la inevitable comparación a que casi se obliga.

Por añadidura, se tuvo que anunciar lo anticipado: no hay empresarios disponibles ni dispuestos a invertir en Guasave y hacerse cargo de los Algodoneros que a fuerza quiso AMLO en hacer regresar a la liga. Pero la LMP, en aras de cumplir su compromiso, ya dijo que se hará cargo del club en lo que entendemos será un esfuerzo de al menos un año mientras se asoman (buen deseo) quienes  se animen a operar en la ciudad guasavense.

ATAJOS– No será la primera vez que la LMP se haga cargo de un club, ya en la historia se recuerdan casos como el de los Ostioneros de Guaymas y los propios Algodoneros. Una práctica que hasta en Grandes Ligas se ha visto.

En este caso, será la liga quien nombre a quien vaya a fungir como presidente del club con derecho a voz y voto, así como a quien aparezca como gerente que a su vez, llevará el carril deportivo.

Podemos decir que ya se tienen los nombres de quienes van a ocupar dichos cargos y que antes del draft de expansión, a realizarse en máximo tres semanas, se darán a conocer sus nombres y trayectorias.

PERO– Desafortunadamente, la ausencia de empresarios interesados en hacerse cargo de la franquicia hace presente el riego de que el regreso de los Algodoneros pueda ser efímero, muy temporal. Ya instalada oficialmente como la novena plaza asociada, se convierte también en pieza expuesta al marcado para ser reclamada desde otras latitudes.

Esto es, sin querer jugarle al adivino, Guasave podría ser por ahora una plaza “de transición” que más pronto que tarde busque ser adquirida por empresarios para llevarla a otra ciudad. Ese es el riesgo que advertimos y paso que no dudamos que los muy prácticos directivos de la LMP asuman porque, de hecho, la franquicia sigue en venta.

Pendientes.

EXTINCIÓN– Lo que nos resulta de particular agrado es que ya con diez equipos en su papeleta, la LMP esté prácticamente anunciando la desaparición de ese adefesio llamado “mejor perdedor”, aquí termina su historia.

El sistema de competencia se mantendrá bajo el formato de 68 juegos a dos vueltas, con sistema de puntuación y en aras de extinguir al “mejor perdedor”, serán ocho los equipos que califiquen a playoffs, se eliminan las series de “repesca”, semifinal de 4 equipos y serie final.

Si este es un logro de la expansión, bienvenido sea. Una figura “rara”, ”incómoda”, que si bien ayudó a inyectar cuotas de emoción y fama a los torneos anuales, no dejó de ser una medida poco ortodoxa, única en el mundo y que no terminó de convencer a muchos.

A su favor, la LMP ha mostrado en los últimos años ser una liga tan seria como atinada en sus decisiones, construyendo en base a ellas una imagen de éxito y de bonanza económica que no pocos envidian.

Ahora, por lo pronto, viene el draft de expansión que ya por lo pronto se perfila para ser otro evento de relevancia. Nuevas páginas para una historia que cumple 75 años.

 

 

 

 

.