Inicio Mi Punto de Vista Sustituciones en playoff, buena propuesta

Sustituciones en playoff, buena propuesta

La posibilidad de que aquellos jugadores que llegaran a lesionarse en plena postemporada puedan ser sustituidos le vendría bien al espectáculo en la Liga Mexicana del Pacífico.

El proyecto se dejó en la mesa para su análisis durante la reunión del jueves, convirtiéndose en el punto –en mi opinión- más relevante de todos los temas que los dueños de clubes y sus séquitos hayan tocado en Ciudad Obregón. Los otros puntos fueron de rigor y todo enfocado a los preparativos del próximo campeonato.

Todos los clubes sin excepción sufrían en ese rubro. Nadie se escapaba de llegar a los playoffs con elementos importantes que se lastimaran sobre el final del calendario o ya iniciada la fiesta por el campeonato. Les pongo un ejemplo: los Tomateros de Culiacán sufrieron la pérdida de Ramiro Peña en la última semana de juegos y al no estar listo para el arranque de postemporada el regiomontano tuvo que perderse las fiestas de enero.

De haber existido este formato la campaña anterior, Ramiro hubiese tenido acción en algunas de las batallas que los Guindas sostuvieron camino al título.

Pero ojo; no confundamos que un lesionado en rol regular pueda ser dado de alta en pleno playoff. Para que alguien –como Peña, por ejemplo- regrese al roster, tendría que hacerlo por un elemento que se haya lastimado en pleno ejercicio de la postemporada. De otra manera no hay cupo.

¿Qué tipo de lesiones tendrían que ser para que ese elemento vaya al hule y le deje su lugar a otro?.

Tal vez por esa razón la Liga no aprobó de inmediato la solicitud y desea analizarla más a fondo. Creo que tendría que ser algo que realmente le impida al jugador volver a formar parte del equipo en esa etapa.

Recordemos que en pleno calendario los movimientos se registran aun y cuando el jugador no tenga ningún problema físico ni de salud. Allí está el caso de Francisco Lugo, ese jardinero a quien daban de alta un día y lo incapacitaban al otro. Lugo se convirtió en un caso único para la Liga y terminó viendo la postemporada desde su casa cuando ni por asomo le daban oportunidad de jugar, mucho menos en playoffs.

Estadios. En Mazatlán y Los Mochis continúan los trabajos de construcción de sus parques de pelota. En el puerto los avances son alentadores, más no así en la ciudad cañera. Al menos los últimos reportes que hemos tenido del que continuará siendo “Emilio Ibarra” es que, entre problemas de pagos y otras cosas, algunos creen que el inmueble podría no estar listo para el 10 de octubre, fecha en que se cantará el playbol.

Recordar que estamos llegando a la temporada de lluvias y ello podría retrasar un poco más las tareas.

No hemos escuchado planes “B” en ninguno de los dos conjuntos. Eso quiere decir que tienen la plena confianza, y el compromiso, de los arquitectos y su plantilla para concluir en tiempo y forma.

No se trata en ambos casos de una remodelación, sino la edificación de un escenario nuevo.