Inicio Liga Mexicana del Pacífico Triángulo de cambios

Triángulo de cambios

Con la intensión de cimentar la base nacional, la directiva del Club de Beisbol Algodoneros de Guasave, hace oficial el regreso al equipo del prospecto Kevin Villavicencio, quien llega procedente de Venados de Mazatlán.

Y es que la negociación abarcó a tres equipos, ya que, para obtener a Villavicencio, Algodoneros envió al cátcher Gilberto Galaviz a Sultanes de Monterrey, que, a su vez, pagó el cambio mandando a José Luna a Venados.

El año pasado, Kevin fue enviado a Venados por el propio Galaviz, sin embargo, se dio el caso de que Sultanes necesitaba un cátcher y Venados un utility.

Alejandro Ahumada, gerente deportivo de Algodoneros, mencionó que es muy importante mantener una base nacional sólida, razón por la que se trajo de vuelta a Kevin Villavicencio, quien, dicho sea de paso, es primo de Japhet Amador.

“Kevin está proyectado para ser un sólido Infielder que cubra la parte media del cuadro (short o segunda) a gran escala, lo cual se plasma con el hecho de que ha levantado mucho interés en organizaciones de Grandes Ligas. Podría firmar con alguna en cualquier momento”, comentó Ahumada.

Villavicencio es un elemento joven, nativo de San Rosalía, BCS, que pertenece a la organización de Diablos Rojos del México, club con el que se encuentra entrenando en la pretemporada.

Es uno de los mejores prospectos mexicanos que existen en la actualidad, que podría debutar este año en la LMB.